Cuando el padre de Shenora Staten-Jordan falleció a causa del COVID-19 en el verano de 2021, esperaba que un programa federal de ayuda funeraria ayudara a asumir el costo de la pérdida inesperada. Después de días en espera, dejó de ponerse en contacto con las personas que podían ayudar. Staten-Jordan es vista el 16 de junio de 2021 en su casa de Milwaukee con una foto de su familia que incluye a su difunto padre, el segundo desde la derecha. Will Cioci / Reloj de Wisconsin
Tiempo de leer: 7 minutos

Shenora Staten-Jordan se sintió perdida cuando su padre, Gary Lee Staten, murió de COVID-19 en mayo. No esperaba perderlo tan pronto a los 61 años, o que una enfermedad contagiosa le impidiera despedirse.  

Todo eso solo fortaleció los deseos de su familia de Milwaukee de darle a Staten, un amado padre y abuelo que pasó más de 30 años sirviendo a las Escuelas Públicas de Milwaukee, el tipo de servicio a domicilio que se merecía, dijo.  

“Miramos las noticias todos los días y vemos números de casos de COVID-19 y personas que han perdido la vida a causa del COVID-19”, dijo Staten-Jordan. "Y quién era él como persona se minimiza".

Pero el servicio, el entierro y los gastos adicionales le costaron a la familia $ 21,000.  

Un familiar le contó a Staten-Jordan sobre un programa de la administración de Biden que podría ayudar. La Agencia Federal para el Manejo de Emergencias en abril comenzó a aceptar solicitudes para ayudar a cubrir los costos de funeral y entierro de aquellos que han muerto de COVID-19 desde el 20 de enero de 2020.

El programa, creado y ampliado a través de dos proyectos de ley de estímulo aprobados por el Congreso, tiene como objetivo aliviar la carga de conmemorar a cientos de miles de estadounidenses perdidos por el coronavirus.

Los solicitantes son elegibles para hasta $ 9,000 por funeral a través del programa FEMA y hasta $ 35,500 para personas que pagan por múltiples funerales relacionados con COVID-19. Eso es justo por debajo del costo promedio nacional de $ 9,135 de un funeral para adultos con entierro, según una estimación de la Asociación Nacional de Directores de Funerarias de 2019. La mediana del funeral de adultos con cremación fue de $ 6,645. 

Gary Lee Staten murió de COVID-19 en mayo de 2021. Fue un querido padre y abuelo que pasó más de 30 años sirviendo a las Escuelas Públicas de Milwaukee, dijeron los miembros de la familia. Todo eso solo fortaleció los deseos de su familia de Milwaukee de darle a Staten el tipo de servicio de bienvenida que se merecía, dice su hija Shenora Staten-Jordan. Cortesía de Shenora Staten-Jordan

Staten-Jordan esperaba que el proceso de solicitud fuera sencillo, permitiendo a su familia seguir adelante con sus vidas. Era cualquier cosa menos eso, dijo. 

“Comencé a llamar (FEMA) para ver si esos fondos podrían estar disponibles para mí, cómo funcionaba, qué necesitaba presentar. Estaba un poco confundida ”, dijo. "Y ahí fue cuando comencé el viaje de no poder hablar con nadie".

Las preocupaciones tienen se hizo eco en todo el país Introducción confusa burocracia y espera mientras la agencia recorre miles de aplicaciones. Después de todo, hasta el 1 de julio, la pandemia había matado a más de 602,000 personas en los Estados Unidos, incluidas más de 7,300 en Wisconsin.

FEMA está iniciando solicitudes solo por teléfono, y Staten-Jordan luchó durante semanas para comunicarse con un operador. Ella recuerda haber hecho alrededor de ocho llamadas en mayo y junio antes de comunicarse con un empleado que estimó que FEMA tardaría de tres a cinco días en aprobar los recibos que cargó y hasta 90 días adicionales para entregar el reembolso. 

“No fue un recurso disponible para mí durante una época muy traumática de mi vida y la de mi familia. Y mi corazón está con aquellas familias que dependen absolutamente de este recurso ”, dijo Staten-Jordan, y agregó que estaba“ bendecida ”de poder pagar el servicio de su padre sin demasiadas dificultades financieras. 

Dan Shulman, un portavoz de la Región 5 de FEMA, reconoce los problemas desde el principio cuando la agencia, que nunca antes había realizado una operación de solo llamadas, y mucho menos a una escala tan grande, luchó para manejar una gran cantidad de llamadas. Pero desde entonces la agencia ha agregado empleados y mejorado el proceso, dijo. 

“En el primer o segundo día, estoy seguro de que escuchó de personas que intentaron llamar. Recibimos más de un millón de llamadas telefónicas ese primer día”, dijo. “Rápidamente pudimos trabajar con nuestros socios técnicos para abordar los problemas técnicos y, desde entonces, desde un punto de vista técnico, hemos podido acomodar a las personas con demoras muy, muy mínimas”.

$ 6 millones en ayuda a los habitantes de Wisconsin 

Al 28 de junio, FEMA ha entregado $ 447 millones en asistencia a 66,800 personas en todo el país, muestran los datos de la agencia. Distribuyó alrededor de $ 6 millones a 872 solicitantes en Wisconsin, aproximadamente el 23% de los 3,734 que han llamado para iniciar el proceso de solicitud. Menos de 10 solicitantes en el estado fueron declarados inelegibles a mediados de junio, dijo Shulman. 

Dijo que los tiempos de procesamiento varían de dos semanas a 30 días después de que un solicitante presenta los recibos y otra documentación requerida, incluida la evidencia de que COVID-19 causó la muerte. Pero algunas aplicaciones son más complicadas que otras, dijo Shulman, lo que hace que los tiempos de espera individuales sean difíciles de predecir.

Las personas que llaman ahora esperan menos de un minuto en promedio para conectarse con un operador, dijo.  

Staten-Jordan tuvo una experiencia muy diferente a partir de mayo. Durante sus dos primeras llamadas, esperó casi 50 minutos antes de que las llamadas terminaran abruptamente, dijo. En un caso, el teléfono simplemente sonó. En el otro, recordó no haber escuchado ningún sonido. 

La Agencia Federal para el Manejo de Emergencias está proporcionando hasta $9,000 por funeral relacionado con COVID-19 para aliviar la carga financiera de conmemorar a cientos de miles de estadounidenses perdidos por la pandemia. Shenora State-Jordan de Milwaukee recuerda haber hecho unas ocho llamadas en mayo y junio antes de comunicarse con un empleado de FEMA. La agencia dice que desde entonces ha mejorado su desempeño. Staten-Jordan se ve el 16 de junio de 2021 en su casa de Milwaukee con un programa del servicio de su padre. Will Cioci / Reloj de Wisconsin

Lo intentó de nuevo un lunes por la mañana, dijo, y esperó más de una hora en espera antes de desconectarse. Después de un puñado de llamadas desconectadas adicionales, Staten-Jordan finalmente se comunicó con un miembro del personal a quien ella llamó "muy profesional y paciente". El operador le mostró cómo cargar recibos y otros documentos.

“Estoy acostumbrado a usar la tecnología para hacer las cosas. Mi papá, mi mamá o mi abuela u otras personas que no son tan conocedoras de la tecnología, habrían tenido problemas con ese proceso ”, dijo Staten-Jordan. "Ya es una experiencia traumática, una experiencia abrupta, y ser recibido con tantos obstáculos para recibir este recurso, es lamentable".

¿Por qué FEMA inicia solicitudes solo por teléfono? Shulman ofreció varias razones. Permite a los operadores acercarse a los solicitantes con compasión y evitar confusiones, sobre todo porque el formato de los certificados de defunción varía de un estado a otro. Los empleados procesan manualmente cada solicitud, incluidas aquellas con documentos escritos a mano que un sistema automatizado podría no reconocer, dijo Shulman. 

Cuando alguien llama, dijo Shulman, un operador lo guía a través del proceso, incluidos los documentos que se necesitan. La agencia le da seguimiento con una carta solicitando formalmente esa información, que puede enviarse por correo, fax o cargarse en un portal web del gobierno. 

Cuando FEMA lanzó el programa, requirió que todos los solicitantes presentaran un certificado de defunción que enumerara COVID-19 como causa de muerte. La agencia anunció el 29 de junio que reglas simplificadas para los solicitantes que perdieron a sus seres queridos entre el 20 de enero y el 16 de mayo de 2020, un tramo inicial de la pandemia anterior a las pruebas generalizadas de COVID-19 y la guía federal para documentar la enfermedad como causa en los certificados de defunción. Esos solicitantes ahora pueden calificar mediante la presentación de una carta firmada por un médico forense, médico forense o funcionario que certificó el certificado de defunción que vincula COVID-19 con la muerte. 

Pasando la voz  

Shulman dijo que la agencia necesita ayuda en su objetivo de llegar a todas las personas elegibles. El Congreso no limitó los pagos totales del programa, por lo que los solicitantes no compiten por los fondos. 

“No solo reembolsamos a la familia. Reembolsaremos a cualquiera que haya incurrido en gastos funerarios como resultado de COVID-19”, dijo. “Entonces podría haber sido tu vecino, podría haber sido un amigo de mucho tiempo, podría haber sido alguien que no conocías y que simplemente sentiste la generosidad de ayudar a cubrir el costo de su funeral”.

Sin embargo, la agencia solo puede reembolsar a un solo solicitante, la persona que pagó la factura, por cada funeral, agregó Shulman.

“No podemos traer de vuelta a su ser querido, pero podemos ayudar a aliviar la carga financiera de la pérdida”, dijo. 

Ellen McBrayer, vicepresidenta ejecutiva de Jones-Wynn Funeral Homes y Crematorio en las afueras de Atlanta, Georgia, y portavoz de la Asociación Nacional de Directores de Funerales, dijo que espera que más soliciten ayuda funeraria, pero el dolor puede estar impidiendo que algunas personas lo entonces. 

Shenora Staten-Jordan luchó durante semanas para solicitar $9,000 de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias para gastos funerarios relacionados con COVID-19 para su padre. “No era un recurso fácilmente disponible para mí durante un momento muy traumático de mi vida y la vida de mi familia. Y mi corazón está con aquellas familias que dependen absolutamente de este recurso”, dice Staten-Jordan. Se la ve en su casa de Milwaukee el 16 de junio de 2021. Will Cioci / Reloj de Wisconsin

“Cuando la gente ve eso y ha sufrido una pérdida, emocionalmente, tendría que ser difícil dar un paso más”, dijo. “Las familias acaban de quedar devastadas”. 

Sheila Reid-Johnson, que opera la funeraria New Golden Gate de Reid en Milwaukee y Racine y es propietaria de otra funeraria en Chicago, dijo que algunos clientes conocen el programa de ayuda pero llegan con percepciones erróneas. Algunos piensan incorrectamente que FEMA pagará su factura por adelantado en lugar de reembolsar los costos más tarde o suponen incorrectamente que varios miembros de la familia pueden recuperar los costos del mismo funeral, dijo. 

Reid-Johnson intenta aclarar la confusión: ayuda que Staten-Jordan dijo que espera que las funerarias continúen ofreciendo a las familias en duelo mientras navegan por la burocracia de FEMA.

“Tuvimos la bendición de tener los medios para poner a mi padre a descansar y brindarle una maravillosa experiencia de regreso al hogar, para mí, para mis hijos, para mi hermano y el resto de nuestra familia”, dijo. "Para aquellos que (dependen de este dinero para un funeral), mis oraciones y mis pensamientos están con ellos, y espero que mantengan la fe".

Navegando por el programa de asistencia funeraria COVID-19 de FEMA 

Quien es elegible: Personas que pagaron funerales/entierros por muertes de COVID-19 en los EE. UU. a partir del 20 de enero de 2020, y que pueden presentar recibos y documentación de la causa de la muerte. El certificado de defunción debe indicar que la muerte fue causada por, "puede haber sido causada por" o "probablemente fue el resultado de" síntomas de COVID-19 o similares a los de COVID-19. Para las muertes que ocurrieron entre el 20 de enero y el 16 de mayo de 2020, una carta firmada por un médico forense, médico forense o funcionario que certificó el certificado de defunción que vincula al COVID-19 con la muerte es suficiente como documentación. Los ciudadanos no estadounidenses pueden aplicar. 

Cuanta ayuda hay disponible: Los solicitantes son elegibles para hasta $ 9,000 por funeral a través del programa FEMA y hasta $ 35,500 para personas que pagan por múltiples funerales relacionados con COVID-19. El Congreso no limitó los pagos totales del programa.

Qué costos están cubiertos: Una variedad de artículos, incluidos servicios funerarios, cremaciones, transferencias de restos, ataúdes / urnas, parcelas de entierro / nichos de cremación, lápidas / lápidas. Se enumeran más ejemplos aquí.

Qué información / documentos se necesitan: Números de Seguro Social (del solicitante/fallecido), fechas de nacimiento (del solicitante/fallecido), dirección postal y número de teléfono del solicitante, ubicación/dirección donde ocurrió la muerte, información sobre cualquier póliza de seguro de entierro o funeral u otra asistencia funeraria recibida, números de ruta y de cuenta para la cuenta corriente o de ahorros del solicitante si se solicita un depósito directo.

Cómo solicitar / enviar información:  Llame al 844-684-6333. Un operador describirá el proceso de solicitud y registrará la información. Los documentos pueden enviarse posteriormente por correo, fax o un portal en línea en DisasterAssistance.gov/es

Para más información acerca de reembolsos, pagos de impacto económico o pagos por adelantado del crédito tributario por hijos, visite las siguientes páginas: Visita esto sitio web o llame a la Línea de ayuda de asistencia funeraria al 844-684-6333. 

Otra ayuda: Aquellos que no son elegibles para la asistencia de FEMA pueden preguntar a su funeraria o proveedores de servicios sobre el Programa de ayudas para funerales y cementerios de Wisconsin. Los solicitantes elegibles pueden recibir hasta $ 1,500 para gastos de funeral / entierro y hasta $ 1,000 para gastos de cementerio / crematorio no cubiertos. Encuentra más información aquí.

Noelle Alviz-Gransee es becaria de Innovación del Instituto de Periodismo Reynolds para Wisconsin Watch y trabaja con su colaboración News414. Kristin Byrne, reportera de consumo del TMJ4 I-Team. La organización sin fines de lucro Wisconsin Watch (www.WisconsinWatch.org) colabora con WPR, Wisconsin PBS, otros medios de comunicación y la Escuela de Periodismo y Comunicación de Masas de la Universidad de Wisconsin-Madison. Todos los trabajos creados, publicados, publicados o difundidos por Wisconsin Watch no reflejan necesariamente los puntos de vista u opiniones de UW-Madison o cualquiera de sus afiliados.

Vuelva a publicar nuestros artículos de forma gratuita, en línea o impresos, bajo una licencia Creative Commons.

Historias populares de Wisconsin Watch

Noelle Alviz-Gransee / Reloj de Wisconsin

Noelle Alviz-Gransee se unió a Wisconsin Watch en mayo de 2021. Es estudiante de tercer año en la Universidad de Missouri y está estudiando periodismo y ciencias políticas. Noelle trabajó anteriormente en Vice Reports como corresponsal de redes sociales y en Startland News como pasante de reportajes. Está interesada en la difusión de información errónea, las disparidades raciales, la política y destacar comunidades a menudo olvidadas o tergiversadas por los principales medios de comunicación.

Kristin Byrne / TMJ4 Noticias

Kristin Byrne es parte del TMJ4 I-Team. Se enfoca en investigaciones de consumidores: protegerlo de estafas, brindarle consejos sobre cómo ahorrar dinero y ayudarlo a resolver disputas sobre servicios y productos.

Byrne es oriunda de Miami, Florida, y ha estado en el negocio de la televisión durante más de una década, ganando dos premios Emmy por su trabajo en el camino.

Ha trabajado en Miami, el condado de Lancaster, Pensilvania, Green Bay, Cleveland y Chicago.