Se ve pintado "Desfinanciar a la policía" en una cuadra de North Water Street en Milwaukee el 2 de julio de 2020. El Departamento de Obras Públicas de Milwaukee eliminó la pintura una semana después, diciendo que presentaba "graves problemas de seguridad vial" porque cubría las marcas viales y estaba resbaladizo cuando estaba mojado. “El mensaje pintado en Water Street ha sido escuchado alto y claro por los legisladores del gobierno de la ciudad, y el Departamento de Obras Públicas no tiene intención de disminuir las voces que piden un cambio”, dijo el comisionado de Obras Públicas, Jeff Polenske, en un comunicado del 9 de julio. . “Nuestra preocupación por el arte callejero no autorizado, incluido el mural actual en Water Street, se trata únicamente de seguridad”. Will Cioci / Reloj de Wisconsin
Tiempo de leer: 11 minutos

Reloj de Wisconsin es una sala de redacción sin fines de lucro y no partidista. Suscríbete a nuestro nuestro boletín de noticias para obtener nuestras historias de investigación y el resumen de noticias del viernes.

La activista de Milwaukee Annia Leonard quiere una comunidad segura sin policía, y se basa en su propia experiencia al pensar en lo que podría ser: como la vez que un conflicto en la casa de su abuela terminó pacíficamente en un jardín, sin nadie esposado. 

Cuando una discusión se intensificó a principios de este verano, una persona en la casa llamó a la policía de Milwaukee, dijo Leonard, y otra persona llamó a 414LIFE, un equipo de la comunidad “interruptores de violencia” que están capacitados para intervenir.

Annia Leonard se ve fuera de la casa de su abuela en el vecindario Sherman Park de Milwaukee, el 2 de julio de 2020. Ahí fue donde 414LIFE, un grupo local de interruptores de violencia, redujo una disputa familiar a principios de verano. Leonard dice que 414LIFE resolvió la situación de manera más efectiva que los oficiales de policía que también respondieron a la casa. Will Cioci / Reloj de Wisconsin

Con su adrenalina bombeando, Leonard dijo que ya estaba en “modo de lucha” cuando llegaron los oficiales, y su respuesta solo provocó el antagonismo de los involucrados en la disputa, lo que aumentó el estrés.

“No necesitábamos que alguien viniera a decir que todos podríamos ser arrestados”, dijo.

Los interruptores de violencia, por otro lado, disolvieron rápidamente esa tensión una vez que llegaron, dijo Leonard.

“Hablaron con todos individualmente. Solo se aseguraban de que todos en el espacio fueran buenos”, dijo Leonard, y ayudó que algunas personas en la casa conocieran a un miembro del equipo.

“Fue simplemente un enfoque completamente diferente a la violencia doméstica que muchas personas no suelen tener el privilegio de ver”, dijo Leonard, quien tiene como objetivo animar a los residentes negros de Milwaukee en su propio trabajo de organización: realizar eventos de sanación y pedir la abolición de policía. “Simplemente dejó en claro que es por eso que no necesitamos policías en nuestras comunidades”.

Los llamados a “desfinanciar a la policía” se han vuelto más fuertes en Milwaukee y otras ciudades después de que el asesinato policial de George Floyd el 25 de mayo en Minneapolis impulsara protestas en todo el país contra la brutalidad policial y el racismo sistémico.

La muerte de Floyd se produjo cuando Milwaukee lamentó la pérdida de Joel Acevedo, quien murió días después de que Michael Mattioli, un oficial de policía de Milwaukee fuera de servicio, reconoció ponerlo en un estrangulamiento de 10 minutos durante una pelea de abril, según informes de prensa. Mattioli fue acusado de homicidio imprudente en primer grado, y el departamento lo suspendió con goce de sueldo. 

Algunos dicen que el objetivo de “desfinanciar a la policía” es desviar los fondos de la policía hacia la salud pública, la vivienda y otros programas para aliviar las condiciones que conducen al crimen. Pero muchos defensores locales y nacionales contemplan un objetivo más ambicioso: abolir la policía con el tiempo. Los abolicionistas ven la reasignación como el primer paso hacia el desmantelamiento de las instituciones penitenciarias y policiales, reemplazándolas con modelos de seguridad pública basados ​​en vecindarios. 

El movimiento de eliminación de fondos de Milwaukee se produce cuando los funcionarios de la ciudad establecen el presupuesto del próximo año, y el departamento de policía quiere aumentar su porción del pastel. Mientras tanto, una pandemia de coronavirus está causando estragos en la economía y promete reducir drásticamente los ingresos de la ciudad y dejar menos dinero para una gran cantidad de servicios gubernamentales.

“Incluso si no hubiera ocurrido la trágica muerte de George Floyd y las protestas en todo el país, había muy buenas razones para que los ciudadanos y los legisladores echaran un vistazo al presupuesto del Departamento de Policía de Milwaukee, y eso no tiene nada que ver con ningún tipo de opinión o sesgo con poner los presupuestos municipales en los departamentos de policía”, dijo Rob Henken, presidente del Foro de Políticas de Wisconsin, quien señaló que Milwaukee enfrentaba un “tremendo estrés económico” incluso antes de la pandemia. 

Las condiciones y el debate trascienden a Milwaukee. Durante llamadas para deshacerse de la policía, la Junta Escolar de Madison en junio votó para terminar su Departamento de Policía de Madison contrato para los oficiales de recursos en las escuelas secundarias. Los críticos de la presencia de los oficiales destacaron las tasas de arresto desproporcionadas de los estudiantes negros y dijeron que la escuela debería manejar la disciplina fuera del sistema de justicia penal. 

No llegamos aquí de la noche a la mañana. 

La aplicación de la ley en 2018 representó casi el 22% de los $1.4 mil millones en gastos totales de Milwaukee, la categoría más grande en el presupuesto, según datos del Departamento de Hacienda de Wisconsin. Eso se cierne sobre el 20% de participación de las fuerzas del orden en el gasto municipal en todo el estado, según un análisis de datos estatales del Foro de Políticas de Wisconsin. 

El Departamento de Policía de Milwaukee consume una parte aún mayor del presupuesto de propósito general de la ciudad, la parte controlada por el alcalde y el Consejo Común. MPD representó alrededor del 47% de ese gasto en 2020, frente al 40% en 2012, según el Foro de políticas de Wisconsin. El presupuesto de la policía en cada uno de los últimos cinco años ha eclipsado todo el impuesto a la propiedad de la ciudad, una de las tres principales fuentes de ingresos. Casi el 95% del presupuesto de la policía financia sueldos, salarios y beneficios. 

MPD está solicitando casi $316 millones para el próximo año mientras Milwaukee se adentra en la peor crisis financiera del país desde la Gran Depresión. Ese aumento propuesto de $18.5 millones del año pasado es 20 veces la solicitud de $15.7 millones del Departamento de Salud de Milwaukee. 

El departamento de salud alberga la Oficina de Prevención de la Violencia de $2.1 millones, que abarca el equipo 414LIFE, un ejemplo a pequeña escala de alternativas policiales. 

Claire DeRosa / Reloj de Wisconsin

Los vecindarios en los que participa confían en el equipo, dijo Derrick Rogers, director del programa de 414LIFE. Es uno de los grupos a nivel mundial que practican una modelo de “Curar la Violencia” basado en evidencia que ve la violencia como una epidemia tratable. El equipo de 414LIFE tiene como objetivo estabilizar a las personas que se consideran en alto riesgo de cometer violencia, ayudándolas a conseguir vivienda, trabajo, terapia y apoyo en las relaciones. Los interruptores se comunican con las personas involucradas en las disputas, incluso meses después de desactivarlas. 

Cuando Rogers respondió a la disputa en la casa de la abuela de Leonard, ayudó a una persona a desmalezar un jardín mientras hablaba sobre las frustraciones que alimentaron el conflicto. Construyeron un plan para evitar futuros conflictos y discutieron cómo presentar una orden de restricción. Rogers luego llamó a los amigos de la persona y ofreció conexiones con proveedores de salud mental.

Pero Milwaukee está gastando aproximadamente $504 por residente en vigilancia en comparación con menos de $4 por residente en prevención de violencia directa.

“No llegamos aquí de la noche a la mañana”, dijo este mes Reggie Moore, director de la Oficina de Prevención de la Violencia, durante un evento en línea del Foro de la Policía de Wisconsin. “Estas fueron generaciones de decisiones, formulación de políticas e inversiones en las que, lamentablemente, muchas ciudades y condados respondieron a situaciones de crisis comunitaria con una mayor inversión en la aplicación de la ley, en lugar de observar la salud pública y adoptar enfoques más innovadores”.

Moore agregó: "¿Cómo abordamos las causas fundamentales del trauma y el dolor que estamos viendo en lugar de tratar de manejarlo con el castigo y la industria de la justicia penal?"

Los organizadores de base han pasado años ayudando a los residentes de Milwaukee a visualizar un enfoque de este tipo en una ciudad que el año pasado declaró el racismo una crisis de salud pública y vio tasas anuales de desalojo de hasta el 15% de los hogares en algunos vecindarios, incluso antes de que la pandemia dejara a miles de personas sin trabajo y esperando ayuda para el alquiler. 

Crecen los llamados a cambiar la financiación

Los miembros del Consejo Común informaron el mes pasado de una avalancha de solicitudes de los electores para “desfinanciar a la policía”. El 16 de junio, el consejo aprobó una resolución para estudiar un recorte del 10 % en el presupuesto del MPD, unos $30 millones. Dos días después, la Junta Escolar de Milwaukee resolvió por unanimidad retirar a los agentes de policía de los terrenos de las escuelas públicas. 

Eso no es suficiente para defensores como Markasa Tucker, directora de la Mesa Redonda Afroamericana, una coalición que sirve a los residentes negros de Milwaukee. La coalición y otros grupos están pidiendo un recorte de $75 millones al presupuesto del MPD que cambiaría $50 millones a la salud pública y $25 millones a las cooperativas de vivienda. en una campaña llamada LiberateMKE.

“Estos son nuestros dólares de impuestos. Este es nuestro dinero y podemos decir a dónde queremos que vaya”, dijo Tucker en un evento de Facebook en junio.

La campaña es un paso hacia un objetivo a largo plazo de cambiar radicalmente el enfoque de la ciudad hacia la seguridad pública, dijo Devin Anderson, organizador principal de la campaña LiberateMKE.

“Creemos que un mundo sin policía es posible”, dijo. “Desfinanciar es el objetivo, y la desinversión es el proceso”.

Los manifestantes participaron en la Marcha de Emancipación de BLACK WMNZ para celebrar el 19 de junio en Milwaukee el 2020 de junio de 25. Los llamados a "desfinanciar a la policía" y cambiar los recursos a otros esfuerzos de salud y seguridad se han vuelto más fuertes en Milwaukee y ciudades de todo el país después de la policía del XNUMX de mayo. Asesinato de George Floyd en Minneapolis. Will Cioci / Reloj de Wisconsin

El sargento portavoz de MPD. Sheronda Grant dirigió a Wisconsin Watch al artículo de opinión del Jefe Alfonso Morales en el Milwaukee Journal Sentinel, que advirtió que un recorte presupuestario de $30 millones podría eliminar a unos 375 oficiales, aumentando los tiempos de respuesta y reduciendo los tipos de llamadas que los oficiales pueden manejar.

“Debemos tener discusiones reales sobre lo que significa 'desfinanciar a la policía'”, escribió Morales en julio. “Entiendo los recortes presupuestarios y entiendo invertir en nuestra comunidad. Sin embargo, no entiendo cómo la desfinanciación mejora los problemas subyacentes de las injusticias sociales y la brutalidad policial o aumenta la diversidad en el MPD”.

MPD quiere más fondos después de dejar vacantes 60 puestos de oficiales este año luego de las jubilaciones, recortando los rangos de oficiales a 1,804. Esa medida llevó al departamento a eliminar el tercer turno de su División de Delitos Sensibles, que investiga casos de agresión sexual y abuso infantil, dijo Morales. Radio Pública de Wisconsin en junio.

El alcalde de Milwaukee, Tom Barrett, comenzará a celebrar audiencias presupuestarias en agosto y planea presentar su presupuesto al Consejo Común en septiembre.

“La financiación de nuestro departamento de policía es un aspecto de la revisión, pero un recorte de fondos, por sí solo, no aborda una multitud de otros problemas que debemos considerar”, dijo Barrett en un comunicado de junio. “Nuestro próximo proceso presupuestario es una oportunidad para analizar de manera integral cómo ve el gobierno de la ciudad la seguridad pública”.

El crimen aumenta tras el declive

La conversación se desarrolla a medida que los homicidios en Milwaukee son aumentando a niveles no vistos desde la década de 1990 después de un declive de cuatro años, una tendencia que se está desarrollando a nivel nacional durante la pandemia. El crimen violento no necesariamente se correlaciona con la necesidad de oficiales de policía, el Foro de Políticas de Wisconsin anotado en un informe de 2019 que muestra cómo Milwaukee y algunas otras ciudades de Wisconsin están aumentando el gasto policial incluso cuando pierden agentes.

Los defensores de "Desfinanciar" dicen que muchos factores fuera de la aplicación de la ley afectan las tasas de criminalidad y crean seguridad, y Milwaukee nunca ha invertido a escala en estrategias comunitarias para mantener a las personas seguras sin policía.

Monique Liston, estratega jefe de Ubuntu Research and Evaluation, una firma de consultoría dirigida por mujeres negras para educación, políticas y defensa, subrayó que las sociedades no siempre he confiado en la policía, y que muchos de los sistemas policiales de Estados Unidos fueron creados para controlar a los negros y proteger los intereses de el acaudalado. 

“La vigilancia se construyó en torno a la protección de la propiedad robada y la protección de las personas robadas”, dijo. “Uno de los grandes perjuicios que hemos hecho en la historia es actuar como si la policía fuera una parte natural de las organizaciones. Está tan arraigado en la gente que la policía tiene que estar ahí”.

Claire DeRosa / Reloj de Wisconsin

La desconfianza hacia la policía de Milwaukee no es nueva

La desconfianza hacia la policía es profunda en algunos de los vecindarios de mayoría afroamericana y latina de Milwaukee, y algunos residentes están cansados ​​de esperar reformas parciales para cambiar las tácticas policiales que han dañado desproporcionadamente a las personas de color. 

“Reformas como prohibir los estrangulamientos, agregar cámaras corporales y que necesitamos más capacitaciones, en muchos sentidos, eso no es suficiente”, dijo Anderson de LiberateMKE. “Al invertir tanto en un sistema que nunca tuvo la intención de mantenernos seguros, eso no deja espacio para las otras inversiones, y nos está perjudicando. En algunos casos, literalmente nos está matando”.

Durante años, los agentes de policía de Milwaukee han sido objeto de debates de reforma y procesos penales y civiles, incluso después de los asesinatos policiales de Dontre Hamilton en 2014, Sylville Smith en 2016 y Acevedo.

Las recomendaciones han seguido, desde los EE. UU. Departamento de Justicia en 2017 y la ciudad convocó Comité comunitario colaborativo en 2019. Pero la ciudad aún tiene que implementar muchas de estas propuestas. Barrett en junio anunció otra comisión de reforma, que algunos activistas vieron como un déjà vu. 

La Comisión de Bomberos y Policía de Milwaukee, una junta de supervisión civil con el poder de cambiar políticas e investigar quejas, esta semana emitió un conjunto de directivas a Morales cambios exigentes. La propia comisión se enfrenta a acusaciones de que actúa con lentitud. y le falta transparencia.

“Constantemente nos colocan donde estamos en la posición para estas conversaciones difíciles que necesitan responsabilizar a los policías”, dijo Leonard. “Ya no estoy tratando de exigirles reformas. Todo el sistema debe ser abolido”.

Persiste el parar y registrar

En 2018, el Consejo Común de Milwaukee aprobó un acuerdo de $ 3.4 millones de una demanda presentada por la Unión Americana de Libertades Civiles. El grupo alegó que el programa de detención y registro de Milwaukee condujo a detenciones injustificadas, discriminación racial y acoso de residentes sin motivo de sospecha.  

En un junio informe Al monitorear el progreso del departamento en el acuerdo, el Instituto de Crimen y Justicia con sede en Boston descubrió que los oficiales no contaron los registros y no justificaron adecuadamente el 81% de los registros documentados durante la segunda mitad de 2019, lo que no muestra mejoras en esas medidas de principios de año.  

El informe también mostró que los oficiales detuvieron y registraron a los negros en tasas desproporcionadamente altas. Los residentes negros representan aproximadamente el 39 % de la población de Milwaukee, pero enfrentaron casi el 60 % de los encuentros policiales y el 80 % de los cacheos.

“Realmente no están cumpliendo con su parte del trato”, dijo Molly Collins, directora asociada de la ACLU de Wisconsin. “Puede ser que la policía dispare gases lacrimógenos o balas de goma a los manifestantes, pero también parece que los patrones continuos de interacciones policiales con personas negras y marrones continúan rompiendo la relación entre el departamento de policía y la comunidad”.

Dijo Grant, la portavoz de MPD: “Nuestros miembros continúan recibiendo capacitación y MPD continúa progresando en nuestros esfuerzos de cumplimiento”.

'La comunidad sabe lo que los mantiene a salvo'

Impulsados ​​por la frustración con el statu quo de Milwaukee, los líderes de los vecindarios han buscado durante mucho tiempo formas de reinvertir los fondos que fluyen hacia la policía. Un pequeño ejemplo: cuando Anderson terminaba las reuniones de LiberateMKE el año pasado en las bibliotecas públicas de la ciudad, notó que los edificios permanecían llenos hasta la hora de cierre, y el personal pedía a la gente que se fuera. 

“¿Qué pasa si tomamos dinero de la policía para eso?” dijo, sugiriendo dotar de personal a las bibliotecas durante más horas.

LiberateMKE alienta a los residentes a imaginar nuevos usos para el dinero de sus impuestos. La coalición encuestó a más de 1,100 residentes en ese proceso, dijo Anderson. 

Los participantes del año pasado recomendado desviar $25 millones del MPD a programas comunitarios de prevención de la violencia como 414LIFE. También pidieron mayores inversiones en oportunidades de empleo para los jóvenes y viviendas asequibles y de calidad. 

Muchas de esas recomendaciones hacían referencia a la Oficina de Prevención de la Violencia de 2017 Plan para la paz, un conjunto de objetivos y recomendaciones impulsados ​​por la comunidad.

Eso involucró a cientos de miembros de la comunidad que buscaron identificar las causas fundamentales de la violencia de Milwaukee. Entre los señalados: falta de calidad, vivienda asequible, desinversión en el vecindario, oportunidades económicas limitadas y trauma persistente. Los participantes determinaron lo que Milwaukee debería aprovechar para hacer que los vecindarios sean más resilientes, incluidos los grupos de construcción comunitaria, las escuelas, las artes y la expresión cultural y los espacios públicos acogedores que ya son sólidos.

El plan impulsó la creación de 414LIFE y otras inversiones en programas para jóvenes, salud mental y prevención de la violencia doméstica. 

Un mural pintado cerca de la esquina de North 14th Street y West Vliet Street en Milwaukee muestra a Monique Liston (derecha), una activista local y estratega jefa de Ubuntu Research and Evaluation, una firma consultora de educación, políticas y defensa dirigida por mujeres negras, en 2 de julio de 2020. Liston subraya que las sociedades no siempre han dependido de la policía y que muchos de los sistemas policiales de Estados Unidos se crearon para controlar a los negros y proteger los intereses de los ricos. Will Cioci / Reloj de Wisconsin

"Entendemos que cuando observamos la producción de seguridad pública en nuestra ciudad, realmente va más allá de la vigilancia y la industria de la justicia penal, y creo que eso es realmente en lo que este movimiento y momento nos desafían a pensar", dijo Moore, el Directora de la Oficina de Prevención de la Violencia. “Cuando observamos los vecindarios de la ciudad y del país donde no se requiere una gran presencia policial, esas comunidades tienden a tener negocios prósperos. Tienen familias prósperas que tienen un empleo remunerado”.

Moore dijo que los líderes de Wisconsin deberían ayudar a Milwaukee y otras ciudades con problemas de liquidez a invertir en la prevención de la violencia. 

El representante David Bowen y la senadora Lena Taylor, ambos de Milwaukee, y otros legisladores demócratas propusieron en marzo canalizar los ingresos fiscales de los productos de vapeo a un fondo estatal de prevención de la violencia. El proyecto de ley no logró atraer una audiencia. 

Otros grupos de Milwaukee han ayudado a sentar las bases para este momento.

Black Leaders Organizing for Communities, cuyo objetivo es invertir y empoderar a los residentes negros de Milwaukee, publicó un informe de 2019 Plataforma para la Prosperidad. Incorpora las voces de miles de personas que respondieron a la pregunta: "¿Cómo sería que su comunidad prosperara?"

El grupo ahora está encuestando a los residentes, en línea y por mensaje de texto, sobre su visión de la vigilancia. Rick Banks, el director político del grupo, dijo que está creciendo el apoyo para desfinanciar al MPD.

“La brutalidad policial y otras cosas han sido un problema durante generaciones, pero en este momento la energía que la rodea, junto con el ciclo presupuestario, es una gran oportunidad para que la gente explore esa idea”, dijo. “No parece una idea descabellada”.

La pandemia ha agregado impulso al impulso del cambio, dijo Liston de Ubuntu Research and Evaluation.

“No creo que mucha gente supiera lo mal que estos sistemas estaban fallando a las personas, y se necesitó una pandemia para que las personas se dieran cuenta de lo mal que están las cosas”, dijo. 

El virus está infectando y matando de manera desproporcionada a las personas de color de Milwaukee, y está empeorando las dificultades económicas e inundando los tribunales con casos de desalojo. Incluso antes de la pandemia, aproximadamente la mitad de los inquilinos de Milwaukee pagaban más del 30 % de sus ingresos en alquiler, según un informe de 2018 del Foro de Políticas de Wisconsin. El mismo informe mostró que el 42% de los hogares arrendatarios de la ciudad ganaban menos de $25,000 al año, mientras que solo el 9% de las unidades de alquiler cobraban rentas consideradas asequibles para esos hogares. 

La pandemia también está impulsando más esfuerzos de base para proporcionar alimentos, ayuda financiera, cuidado de niños y otros servicios, lo que demuestra que los residentes pueden cuidarse unos a otros, dijo Anderson.

“Ayuda mutua, eso es cuidado comunitario. Eso es seguridad comunitaria”, dijo. “Son personas sobre el terreno que se aseguran de que se satisfagan las necesidades de las personas ofreciendo apoyo a sus vecinos. La comunidad sabe lo que los mantiene a salvo”.

Allison Dikanovic es una becaria de informes de compromiso de Wisconsin Watch, que se ha asociado con Milwaukee Neighborhood News Service y Outlier Media en News414, un proyecto de noticias por texto. La beca de Dikanovic está financiada en parte por la Escuela Graduada de Periodismo Craig Newmark de la Universidad de la Ciudad de Nueva York. Reloj de Wisconsin (wisconsinwatch.org) colabora con Wisconsin Public Radio, PBS Wisconsin, otros medios de comunicación y la Escuela de Periodismo y Comunicación de Masas de la Universidad de Wisconsin-Madison. Todos los trabajos creados, publicados, publicados o difundidos por Wisconsin Watch no reflejan necesariamente los puntos de vista u opiniones de UW-Madison o cualquiera de sus afiliados.

La organización sin fines de lucro Wisconsin Center for Investigative Journalism (wisconsinwatch.org) colabora con Wisconsin Public Radio, PBS Wisconsin, otros medios de comunicación y la Escuela de Periodismo y Comunicación de Masas de UW-Madison. Todas las obras creadas, publicadas, publicadas o difundidas por el Centro no reflejan necesariamente los puntos de vista u opiniones de UW-Madison o cualquiera de sus afiliadas.

Vuelva a publicar nuestros artículos de forma gratuita, en línea o impresos, bajo una licencia Creative Commons.

Historias populares de Wisconsin Watch

Allison Dikanovic se unió al Centro como becaria de informes de participación que trabaja en News414, una colaboración entre Wisconsin Watch, el Servicio de noticias del vecindario de Milwaukee y los medios atípicos, en mayo de 2020. Su función incluye informar la construcción de preguntas enviadas por mensaje de texto a News414 y encontrar nuevas formas de llenar los vacíos de información e involucrar a los miembros de la comunidad en el proceso de presentación de informes. Dikanovic está cursando una maestría en periodismo social en la Escuela de Graduados de Periodismo Craig Newmark en CUNY. Antes del Centro, se desempeñó como becaria de participación en THE CITY, una sala de redacción sin fines de lucro que cubre la ciudad de Nueva York, donde trabajó en proyectos para hacer que las noticias locales sean más colaborativas. Un nativo de Wisconsin con tanto amor por Milwaukee, Dikanovic informó anteriormente para Milwaukee Neighborhood News Service. Su trabajo ha sido publicado por Associated Press, THE CITY, Milwaukee Journal Sentinel, Urban Milwaukee y On Milwaukee, y ha recibido una subvención de Solutions Journalism Network y un premio regional Murrow. Durante su verano favorito, trabajó con estudiantes para crear Youth Rise MKE, un proyecto de revista digital dirigido por jóvenes. Tiene una licenciatura en asuntos internacionales y periodismo de la Universidad de Marquette.