Tiempo de leer: 8 minutos
Megan y Kevin O'Malley en su casa de Baldwin Street en Madison el 3 de enero. Kevin O'Malley dijo que no vio la necesidad de que el oficial de policía Stephen Heimsness abriera fuego y dijo que el oficial no intentó calmar la situación. Kate Golden/Centro de Periodismo de Investigación de Wisconsin

Línea de tiempo

9 de noviembre, 2:45 a. m.: El despacho de emergencia del 911 recibe una llamada de Megan O'Malley sobre un intruso en la casa que comparte con su esposo Kevin en la cuadra 500 de South Baldwin Street.

9 de noviembre, 2:49 a. m.: Megan O'Malley le da al despacho una descripción de su esposo, Kevin, que se transmite al oficial Stephen Heimsness, que llega a la escena. Justo antes de las 2:50 am, se disparan tres tiros.

9 de noviembre, continuando: El sospechoso, Paul Heenan, de 30 años, es declarado muerto en la escena. La policía entrevista a Kevin y Megan O'Malley, cuya casa fue ingresada.

12 de noviembre: El jefe de policía de Madison, Noble Wray, realiza una conferencia de prensa en la que afirma que Heenan estaba alcanzando el arma de Heimsness cuando se dispararon los tres tiros.

Diciembre 27: La oficina del fiscal de distrito del condado de Dane, Ismael Ozanne, emite un comunicado de prensa afirmando que, según Kevin O'Malley, quien presenció el tiroteo, el oficial y Heenan "se separaron muy brevemente" antes de que se dispararan. Ozanne concluye que el oficial temía por su vida y justificaba el uso de la fuerza letal.

Enero 3, 2013: Wray dice que espera que su departamento publique los resultados de su investigación interna a principios de esta semana.

Leer más

Saltar a la nota de prensa de la Oficina del Fiscal de Distrito del Condado de Dane, que absolvió de responsabilidad penal al oficial de policía que le disparó a Paul Heenan.

Nota: Esta historia fue corregida a la 1 pm del 7 de enero. Se adjunta la corrección.

El propietario de una casa a la que ingresó por error un vecino ebrio que fue asesinado a tiros por un oficial de policía de Madison que llegó a la escena dijo que trató repetidamente de informarle al oficial que el intruso era alguien conocido por él.

“Recuerdo haber gritado: '¡Es un vecino! ¡Es un vecino! Kevin O'Malley le dijo al Centro de Periodismo de Investigación de Wisconsin, relatando los eventos afuera de su casa en el lado este de Madison en las primeras horas de la mañana del 9 de noviembre.

“Era el tipo de gritos que harías si algo estuviera saliendo terriblemente mal”.

El oficial que respondió, Stephen Heimsness, disparó al sospechoso desarmado, Paul Heenan, tres veces en la parte superior del torso. Heenan, de 30 años, fue declarada muerta en el lugar.

El fiscal de distrito del condado de Dane, Ismael Ozanne, absolvió a la policía de responsabilidad penal, afirmando que Heimsness estaba justificado en el uso de la fuerza letal porque Heenan había estado buscando su arma.

Heimsness aún podría enfrentar la disciplina; El jefe de policía de Madison, Noble Wray, dijo que ahora espera publicar los resultados de la investigación interna del departamento a principios de esta semana. Jeff Scott Olson, abogado de la familia de Heenan, está sopesando si presentar una demanda civil.

Megan O'Malley, quien llamó al 911 a las 2:45 am para informar que un hombre había entrado a su casa, dijo que los gritos de su esposo de "¡Es un vecino!" eran lo suficientemente fuertes como para ser escuchados desde el interior de la casa. Kevin O'Malley dijo que compartió este detalle en sus declaraciones a la policía, en las horas posteriores al tiroteo y en una entrevista grabada en video el 16 de noviembre.

La Oficina del Fiscal de Distrito del Condado de Dane, en su cuenta detallada del tiroteo, no mencionó los esfuerzos de O'Malley para informar a Heimsness que el intruso era un vecino. La declaración escrita de la oficina decía que Heimsness creía que se enfrentaba a “un sospechoso de un posible robo”.

El Departamento de Policía de Madison no ha confirmado que O'Malley haya gritado: "¡Es un vecino!". Pero el jefe Wray reconoció en una conferencia de prensa el 12 de noviembre que “una declaración similar a esa, que he escuchado, es parte de la investigación”.

Ozanne, en una entrevista, dijo que estaba al tanto de que O'Malley "creía que pudo haber hecho esa declaración" sobre que Heenan era un vecino. No lo incluyó en la declaración de la oficina, que escribió, porque “no sé si el oficial lo escuchó”.

Dan Frei, presidente de la Asociación de Oficiales de Policía Profesionales de Madison, también sugirió que dada la totalidad de las circunstancias, es posible que Heimsness no haya escuchado lo que decía O'Malley. Dijo que los estudios han demostrado que los oficiales en situaciones de alto estrés experimentan “exclusión auditiva”.

Heimsness no respondió a una solicitud de comentarios por correo electrónico que le envió un portavoz de la policía.

El portavoz, el oficial Howard Payne, dijo que Wray estaba “tratando de ser justo y equitativo” en el proceso y, por lo tanto, no comentaría en este momento sobre la versión de los hechos de O'Malley. “Cualquier declaración adicional de comentarios antes de que se complete la investigación interna solo creará más confusión”.

O'Malley, quien anteriormente se negó a hablar con los periodistas sobre el tiroteo, accedió después de consultar con su abogado, Hal Harlowe, a contar su historia al Centro. Dijo que lo hizo porque partes de los relatos dados por la policía y el fiscal de distrito no concuerdan con lo que presenció. Hizo hincapié en que respeta la aplicación de la ley y no está tomando partido.

“He sido neutral desde el momento en que sucedió”, dijo O'Malley. “Sentí que era neutral mientras sucedía frente a mí”.

Pero O'Malley dijo que no vio la necesidad de que Heimsness abriera fuego y dijo que el oficial no intentó calmar la situación. Le preocupa que la exoneración pública no calificada del oficial por parte de la oficina del fiscal “pueda estar estableciendo un estándar de conducta policial que resulte en más uso innecesario de la fuerza y ​​más peligro para el público”.

Heimsness ha estado en licencia administrativa pagada desde el tiroteo. Un veterano del departamento de 15 años, Heimsness ha estado involucrado en dos incidentes anteriores que alegan el uso excesivo de la fuerza.

En 2001 fue suspendido por 15 días por dispararle a las llantas de un automóvil que huía en un estacionamiento. En 2006, estuvo involucrado en el arresto de un cliente de un bar que llevó a la ciudad de Madison a pagar un acuerdo de $27,000. La investigación interna del Departamento de Policía de Madison encontró que el uso de la fuerza en ese caso, incluidas patadas y golpes de rodilla, fue “en su mayor parte… razonable y necesario”.

No vi agarrar un arma, retroceder

Después de escuchar sonidos provenientes del primer piso de su casa en 513 S. Baldwin St., O'Malley vio a un hombre parado en su puerta, aparentemente profundamente intoxicado. Más tarde se determinó que Heenan, un músico local que había sido dejado después de una noche de copas, tenía un nivel de alcohol en la sangre de .208 por ciento, más del doble del límite legal para conducir.

Paul Heenan, de 30 años, murió el 9 de noviembre de 2012, luego de que un oficial de policía de Madison le disparara en Baldwin Street. Cortesía de la familia Heenan

O'Malley dijo que Heenan, que recientemente se había mudado a una casa sorprendentemente similar dos puertas más abajo, parecía desorientada y confundida. O'Malley dijo que reconoció a Heenan y se dirigió a él por su nombre y comenzó a llevarlo a casa. Megan O'Malley, todavía arriba, llamó al 911, aunque su esposo respondió "no" cuando se le preguntó si debería hacerlo, dijo la pareja.

Heenan se dejó llevar hasta su propia casa, dijo O'Malley. Luego, Heenan pareció dudar en entrar y finalmente se acercó a él y le dijo: "¿Quieres ponerte raro?".

O'Malley dijo que los dos hombres se agarraron cuando Heenan comenzó a empujarlo hacia atrás. O'Malley le dijo a la policía más tarde que consideró pedir ayuda: "Quería revertir la situación", pero sostiene que nunca se sintió seriamente amenazado.

En ese momento, cuando los dos vecinos estaban en la acera entre sus dos casas, el oficial Heimsness llegó a la escena con el arma en la mano. Heimsness gritó “¡Al suelo! ¡Bajar!" O'Malley dijo que él y Heenan se soltaron y Heenan siguió caminando hacia el oficial.

“Ahí fue cuando empecé a gritar: ¡Es un vecino! ¡Es un vecino!”. dijo O'Malley.

Heenan estaba borracho "agitando y golpeando al oficial", dijo O'Malley, pero nunca lo vio tratar de agarrar el arma de Heimsness. Tampoco vio a Heimsness alejar a Heenan, como afirma, pero reconoce que esto podría haber ocurrido.

Los funcionarios dieron cuentas diferentes

La oficina de Ozanne, en un Comunicado de prensa del 27 de diciembre, dijo O'Malley le dijo a la policía que Heenan y el oficial "se separaron muy brevemente" después de una lucha física, a una distancia de cinco a seis pies, momento en el que Heimsness descargó su arma.

El oficial Stephen Heimsness ha estado en licencia administrativa pagada desde el tiroteo.

Pero el jefe de policía de Madison, Noble Wray, en su Conferencia de prensa del 12 de noviembre, no mencionó que los dos hombres estuvieran separados, solo dijo que Heenan estaba alcanzando el arma de Heimsness y el oficial, creyendo que su vida estaba en peligro, disparó tres rondas.

Wray, en un correo electrónico, dijo que habrá más información cuando el MPD concluya su investigación interna. Señaló que su conferencia de prensa anterior tuvo lugar “muy temprano en esta investigación”.

El abogado Harlowe dijo que la referencia de la oficina del fiscal del distrito a una breve separación, aunque atribuida a O'Malley, "no surgió de nada de lo que dijo Kevin". Harlowe le dijo al Centro que este lenguaje "realmente cambia el tono" del relato de O'Malley, lo que sugiere que Heenan estaba a punto de volver a comprometerse.

Ozanne dijo que solo quería transmitir que el período de tiempo entre la separación y los disparos fue breve.

Según O'Malley, Heenan no hizo ningún tipo de movimiento hacia Heimsness cuando se realizaron los disparos.

“Justo antes de que le dispararan, tenía las manos a los costados”, dijo O'Malley. “Cuando le dispararon, sus manos estaban en su pecho, en una posición defensiva”.

De hecho, O'Malley dijo que Heenan miró en su dirección y pareció notar que un segundo oficial llegaba a la escena.

O'Malley dijo que estaba sorprendido por la decisión del oficial de abrir fuego. “No podía creer lo que vi. Grité 'maldita sea, maldita sea, Jesucristo'. Dijo que escuchó a Heimsness decirle al oficial que llegaba: "Fue por mi arma". Entonces O'Malley volvió corriendo a su casa.

Momentos después, dijeron los O'Malley, varios policías irrumpieron en la residencia con las armas en la mano y comenzaron a subir las escaleras, hacia los cuatro hijos pequeños de la pareja, que estaban despiertos durante el tiroteo. O'Malley dijo que se detuvieron cuando explicó que el intruso había sido un vecino que había entrado a la casa equivocada.

Un sentido de obligación

Harlowe, exfiscal de distrito del condado de Dane, no está en desacuerdo con la decisión de Ozanne de no presentar cargos penales contra Heimsness, dado el nivel de prueba que requeriría un enjuiciamiento exitoso. Pero él cree que las cuestiones de hecho planteadas por su cliente merecen atención pública.

Abogado Hal Harlowe: “Simplemente no podemos acostumbrarnos a la idea de que personas desarmadas reciban disparos sin un escrutinio público considerable”. Cortesía de Hal Harlowe

“Lo que tiene que decir es importante”, dijo Harlowe. “Simplemente no podemos acostumbrarnos a la idea de que se dispare a personas desarmadas sin un escrutinio público considerable”. Dijo que la policía y la oficina del fiscal de distrito “están haciendo lo mejor que pueden, pero el público también debe conocer los hechos y juzgar por sí mismo”.

Agregó que O'Malley “no pidió participar en esto”, y se presentó por un sentido de obligación cívica y moral. “Él solo quiere hacer lo correcto”.

O'Malley, de 39 años, nativo de Illinois, se mudó a Madison con Megan en 2002 y ha sido empleado de varias compañías de Madison, incluidas American Girl, TomoTherapy y, actualmente, Great Lakes Higher Education Guaranty Corporation, donde trabaja en comunicaciones. Megan enseña en la escuela Madison Waldorf y también ha trabajado en la escuela Wingra y ha realizado guarderías en el hogar.

La pareja comparte una casa de tres dormitorios de 1,200 pies cuadrados con sus cuatro hijos, de 2 a 12 años. Aman su vecindario y recientemente organizaron su cuarto desfile anual de Halloween de los niños del vecindario.

Pero ahora Megan se pregunta si el vecindario será el mismo. “Me siento terrible por haber llamado a la policía”, dijo. “No los volvería a llamar.”

Corrección: La versión original de este informe, publicado el 6 de enero, decía que las cuentas detalladas del Departamento de Policía de Madison hasta el momento no han mencionado la afirmación del propietario Kevin O'Malley de que intentó informar a un oficial de policía de Madison que el intruso Paul Heenan era un vecino. antes de que el oficial disparara y matara a Heenan el 9 de noviembre. En una conferencia de prensa el 12 de noviembre, el jefe de policía Noble Wray no mencionó ese tema en su declaración formal. Sin embargo, un reportero le preguntó a Wray sobre los informes de que antes del tiroteo, la gente gritaba que Heenan era un vecino, y Wray respondió, sin mencionar a O'Malley: "He escuchado una declaración similar a esa, es parte de la investigación". Este intercambio ocurre aproximadamente 14 minutos después de la conferencia de prensa y puede verse aquí. Wray rechazó una invitación para comentar sobre la declaración de O'Malley antes de que se publicara el informe del Centro y dijo que esperaría hasta que se complete una investigación interna, una posición que reiteró a través de un portavoz el 7 de enero.

Oficina del Fiscal de Distrito del Condado de Dane: 27 de diciembre de 2012, comunicado de prensa

Comunicado de prensa del fiscal de distrito del condado de Dane sobre el tiroteo de Paul Heenan (Texto)

Licencia Creative Commons

Vuelva a publicar nuestros artículos de forma gratuita, en línea o impresos, bajo una licencia Creative Commons.

Historias populares de Wisconsin Watch

Bill Lueders fue reportero, editor y director del Proyecto Dinero y Política del Centro de Periodismo de Investigación de Wisconsin de 2011 a 2015.

25 respuestas en “Cuestionan la versión policial del tiroteo”

  1. Lo que es trágico ahora es que un ciudadano respetuoso de la ley tiene miedo de volver a llamar a la policía. ¿A qué ha llegado nuestro país? ¿Por qué nadie más ve que la policía es corrupta y ya no protege ni sirve a los ciudadanos?

    1. Ahora es un estado policial. Mi ciudad tiene muchos tiroteos policiales y los borrachos y los enfermos mentales son el objetivo. Una víctima con antecedentes de depresión recibió un disparo durante un control de 'bienestar'. El despachador no notificó a la policía que la persona también era sorda y muda. Ese fue el día en que dejé de querer llamar a la policía de mi ciudad.

      1. Merridee, ¡eso es absolutamente atroz y desgarrador! Me estremezco al pensar en lo que pasó. Probablemente algo como esto: la policía no recibió respuesta después de llamar a la puerta, luego simplemente irrumpió (porque alguien estaba preocupado de que el individuo no había sido visto en mucho tiempo)... los confrontó dentro de su PROPIA CASA... dijo "¡No se muevan!" ….y como la persona no podía oírlos, no obedecieron la orden y fueron asesinados a tiros.

        La historia de Paulie también es espantosa y desgarradora, y todavía no puedo creer que este oficial se saliera con la suya. Acabo de firmar una petición de sus compañeros de habitación (Nathan y Amelia) en Change.Org. ¡Con suerte, hará la diferencia!

  2. Soy vecino de esta familia y quiero aplaudirles por cómo manejaron esta situación. Fueron respetuosos con la policía, la familia de Paulie y la comunidad al no salir y alimentar el drama y ahora están haciendo oír sus voces con dignidad. Para la sanación y la paz de la familia O'Malley mientras superan esta tragedia con su familia. Paz.

    1. También soy vecino de los O'Malley. No los conozco bien, pero somos amistosos y ocasionalmente tenemos charlas de vecinos. Megan y Kevin, si están leyendo estos comentarios, los aplaudo a ambos por finalmente hablar. Amor, paz y respeto para los dos.

  3. Gracias a Bill Lueders por este gran artículo y por toda su importante cobertura y análisis del MPD a lo largo de los años. Ahora también tengo miedo de llamar al 911, al igual que otras personas que conozco, y estaba completamente horrorizado por lo que sucedió, y el círculo de los vagones que se produjo después (aunque ahora entiendo por qué sucede). También estoy muy impresionado por la familia O'Malley y su voluntad de decir la verdad, lo cual no puede ser fácil.

    1. William Jackson, desearía que su comentario que suena sensato tuviera más agua, pero desafortunadamente, el de Sabrina está más cerca de la verdad. Realmente me gustaría saber qué está causando este deterioro a nivel nacional de la policía de “proteger y servir” a “hostigar y matar”. No puede ser solo una coincidencia. Un verdadero reportero de investigación necesita investigar esto; podría ser una gran historia. Sin embargo, encontrar un verdadero reportero de investigación puede ser un desafío. Firmar la petición ayudará a que despidan al policía, pero no resolverá el verdadero problema. El Jefe Wray está listo para arrojar al policía debajo del autobús de todos modos para que él (Jefe) no se vea mal, pero es la ley lo que necesita ser reescrito.

  4. La cosa es esta. Los niños borrachos que se tambalean existen todos los malditos viernes y sábados por la noche en State Street. Si la policía comenzara a disparar cada vez que un niño borracho lanza un puñetazo y se tambalea o incluso forcejea con ellos, el número de muertos sería asombroso. Los pasos que son menos severos que disparar a matar deben agotarse antes de dar ese paso. No puedo ver tal progresión tomada en este caso. Tampoco veo la preocupación adecuada exhibida por los transeúntes que observan el incidente. El policía es un SERVIDOR público. Y como tal tiene que tomar en consideración la seguridad del público al que sirven y PROTEGER. Si este policía CREE que su vida está en peligro o no, es difícil ver cómo se dio el testimonio publicado para ver cómo podría ser ese el caso. Solía ​​ser el estándar para que un policía comenzara a disparar si veía o al menos pensaba que veía un arma en la mano de un sospechoso. Ahora supongo que ese estándar es "sentimiento". ¿Hasta dónde llega este estándar? "Sentí" que PODRÍA estar en peligro cuando llegué porque se llamó como un allanamiento y él PODRÍA tener un arma, así que comencé a disparar porque pensé que PODRÍAN ser el sospechoso. Entonces, ¿lo siento? Es por eso que el estándar solía ser más estricto. Se necesitaba alguna evidencia además de tropezar borracho. La preocupación aquí es por un estándar de deslizamiento que pone en peligro al público al que se supone que debe servir la policía.

  5. Sabrina, las discusiones sobre estos incidentes se ven comprometidas de inmediato cuando alguien publica ese tipo de generalización. Hay varios cientos de miles de oficiales en este país. Descartarlos a todos como corruptos no tiene sentido.

    1. Acordado. Creo que los policías buenos también quieren que los policías malos se vayan. No estoy en contra de la policía, solo en contra de la corrupción. Sí creo que si un hombre adulto (30 años) se emborracha, se vuelve combativo con su vecino a las 2 de la mañana, e incluso combativo con un oficial de policía que tiene el arma en la mano, debería asumir una responsabilidad grave por el incidente. Quizás no deberías emborracharte y ser un @$$ agresivo. Sin embargo, quiero ser claro, no apruebo el uso de fuerza excesiva en absoluto.

      1. George, tal vez no, pero sucede. No tiene nada claro que no apruebe el uso excesivo de la fuerza. Parece que estás poniendo excusas para ello. Vi un video de este policía y parece un tipo realmente bueno, aunque es posible que no haya dormido lo suficiente. Quería darle el beneficio de la duda y lamento decir que no puedo. Tres disparos (no uno) fue la gota que colmó el vaso.

  6. Artículo inquietante, cadena trágica de eventos y uso obviamente innecesario de fuerza letal, y me baso en la historia relatada por el Sr. O'Malley, el nivel de sangre/alcohol y el hecho de que el arma fue desenfundada como el primera opción de acción por parte del oficial que responde. ¿Por qué el armamento letal fue la primera opción, qué pasó con usar tu cerebro primero y los medios no letales en segundo lugar?

    Cada vez que leo historias sobre el uso cuestionable de la fuerza letal por parte de la policía contra los ciudadanos, soy muy cínico de que los hechos verdaderos salgan a la luz. Me siento incómodo con la premisa misma de que las investigaciones internas son imparciales, no pueden ser influenciadas y las pruebas se pierden o manipulan.

    Incluso la oficina del fiscal del distrito es una relación demasiado acogedora para confiar en cualquiera o todos estos tipos de situaciones para que cualquier adulto adulto se sienta cómodo.

    Una sociedad civilizada verdaderamente ilustrada crearía equipos de investigación, comisiones, sistemas, etc., probados, imparciales y neutrales, que tendrían jurisdicción sobre todos los oficiales involucrados en tiroteos.

    Cualquier cosa menos que eso, siempre consideraré preguntas y tendré mis dudas sobre la viabilidad de los hechos que salen a la luz.

    1. Tal vez algún tipo de “Tribunal de Ciudadanos” donde los civiles del distrito puedan sentarse en un panel como un jurado y decidir si hay mérito suficiente para tener una investigación completa.

  7. Cuando se permite que la policía se investigue a sí misma, la conclusión es obvia. "Nos hemos investigado a nosotros mismos y descubrimos que no somos culpables". ¡Aquí no hay justicia! Necesitamos una fuente externa privada para hacer la investigación.

    1. Concuerdo completamente. Imagínese si la policía permitiera que los ciudadanos privados se investigaran a sí mismos por delitos y luego desestimaran los cargos contra ellos mismos. ¡¡Ridículo!!

    2. Además, mire la ley en sí misma: si él "siente" que está en peligro, puede disparar, bueno, ¿quién puede discutir cómo se siente? ¿Alguien realmente piensa que la ley estaba bien escrita? ¿Qué tal algo sobre probabilidad razonable?

  8. Mi pregunta en este caso, así como muchas de las discusiones sobre leyes de armas. ¿Qué pasó con la "pistola eléctrica"? ¿Esto no inhabilitaría a la persona pero no la mataría? Igual que el debate de permitir que los maestros tengan armas. En mi opinión... los niños pueden quedar traumatizados por el acto de disparar, pero más aún por el lugar de la sangre y el desconocido. No sé qué tan lejos puede viajar, pero siento que esto debería utilizarse en muchos casos. Me gustaría saber de otros sobre el debate de las armas de fuego frente a las pistolas paralizantes.

  9. Mi instructor de kung fu me dice que si no puedo apartarme del camino de un borracho que quiere pelear conmigo... merezco que me pateen el trasero. Este policía CIERTAMENTE ha tenido más entrenamiento de combate que yo, y hay tantas maneras en que podría haber tirado al sospechoso al suelo y esposado si fuera necesario. Si este tipo no reconoce su propia casa, ¿cómo crees que irá su intento de golpear a un policía? Y mucho menos agarrar el arma del oficial... que aparentemente había levantado todo el tiempo.

  10. Pingback: madison maddy
  11. Esto es cada vez más común. Es una pena que se salgan con la suya, solo demuestra en qué tipo de estado nos estamos convirtiendo. A estos oficiales ya no les importa nada ni nadie. No daría dos centavos por ninguno de ellos. En nuestro condado, el condado de Marinette, hubo un par de personas baleadas, las historias siempre salen a la luz que se dispararon a sí mismos o que estaban armados. La cuestión es que investigan por su cuenta y por qué tomarían la historia de un espectador en algunos casos sobre lo que realmente sucedió. He visto acoso a personas que conducen por la ciudad que son detenidas y registradas sin motivo, se tiran pertenencias de los vehículos y los perros están en los vehículos y arañan la pintura y no se encuentra nada. Hacen lo que quieren, demasiado poder para estas inútiles maravillas. Y si los denuncias, tienes que cuidarte la espalda. Hay una comisión judicial a la que puede entregarlos en Madison, ellos revisarán todo el papeleo, etc. y luego le dirán que no encontraron nada malo en lo que hicieron los oficiales, lo mismo ocurre con los jueces y fiscales de distrito. Son un grupo privado que no les paga ninguna agencia del gobierno me dijeron y hacen lo que les da la gana. También me dijeron que no tienen a nadie sobre ellos, por lo que ni siquiera puedes reportarlos a nadie. Probablemente son un grupo de uso corrupto para ser policías, abogados y jueces. Por mi parte, estoy harto de toda la corrupción que ocurre en todo el país con este tipo de cosas.

  12. Entonces, supongo que cualquiera que vea a este oficial debe esperar que sus vidas estén en peligro cuando se acerque porque se sabe que disparó a otra persona que estaba desarmada sin consecuencias. ¿La mayoría de las personas que disparan a otra persona no tienen que pasar por un tribunal, un tribunal real para ser considerados culpables o no culpables? Este oficial sale libre después de que sus superiores echaron un vistazo a lo que pasó, qué pasa con eso. Oh sí, están por encima de la ley.

    1. DK, parece un muy buen punto y tal vez la ley debería reescribirse para ponerlo en práctica. Obviamente, no es solo a este oficial al que deberías (y debes) temer, ya que el jefe de policía lo exoneró y lo más probable es que haya exonerado todos los disparos policiales que haya habido. ¿Algún reportero de investigación quiere comprobar eso? Es muy lamentable cuando la gente siente la necesidad de recurrir a la policía federal (¿es eso siquiera constitucional?) para obtener justicia. Preferiría apoyar a la policía local, pero desafortunadamente, en todo el país, están fuera de control. No sé por qué.

Los comentarios están cerrados.